GUÍA FICE

Artículos

LA DRAGA: LA LEYENDA
DEL LAGO DE BAÑOLAS

¿Existió un monstruo en el Lago de Bañolas?
¿Quién no ha oído hablar del monstruo del lago Ness? Su popularidad traspasa fronteras; no obstante, en Gerona, en los 62m de profundidad de lago de Bañolas (el más grande de Cataluña), según parece, la tranquilidad no ha sido siempre completa.

QUIÉN VIVE AHÍ

Hace casi trece siglos que en Bañolas corre una leyenda que habla de la existencia de un monstruo, similar a un dragón, que vive o ha vivido en sus aguas. Según el mito, “la Draga”, que así es como se le conoce al supuesto monstruo, ha sido el causante de la desaparición de varias personas y animales.
En los años en los que la leyenda tuvo su mayor auge se encontraba en Gerona el emperador Carlo Magno que trataba de frenar el avance musulmán hacia Francia y a él se dirigieron los habitantes de Bañolas en busca de protección pero, según parece, los soldados franceses no lograron dar muerte a la bestia.
No obstante, junto con los soldados de Carlo Magno viajaba un monje franciscano (San Emeterio) quien se dirigió hasta el lago y mediante rezos logró calmar y convencer a la bestia para que se entregara a los vecinos; según la leyenda el monstruo advirtió, a los habitantes de Bañolas, de que los animales que desaparecían servían para alimentar a los estómagos franceses y en cuanto a las personas que no habían vuelto a casa, les dijo que estaban enrolados, a la fuerza, en el ejército carolingio. Una vez terminada su confesión, siempre según la leyenda, “la Draga” volvió a lago donde, según cuentan, sigue viviendo hoy en día.

ENTRE EL MITO Y LA REALIDAD…

¿Ficción al cien por cien? Algunas leyendas tienen su origen en hechos reales que, después de los años y pasar “de boca en boca”, se sobredimensionan y adquieren tintes surrealistas. Pero algunos especialistas opinan que en este lago ha podido vivir algún descendiente de reptiles de la época jurásica y lo que también es cierto es que en sus aguas se ha producido acontecimientos de difícil explicación.
Corría mediados del año 1913 cuan una barcaza que transportaba una docena de viajeros volcó, sin saber muy bien porqué y sin que se pudieran recuperar sus restos, hasta que pasadas unas semanas aparecieron troceados. Más recientemente, en 1998, tuvo lugar otro episodio que tampoco se esclareció por completo; un barco de recreo con jubilados se hundió y aunque en la versión oficial se habló de un sobrepeso en la embarcación, algunos expertos tienen serias dudas de que una embarcación de ese tipo pudiera sufrir un accidente semejante.
Lo que sí está muy claro es que las leyendas perduran en el tiempo y que cuando se producen hechos que escapan al entendimiento, lo más fácil es acordarse de ellas. Sin embargo, con leyenda o sin ella, el lago de Bañolas es uno de los lugares más bellos de nuestra geografía y merece la pena visitarlo.


¡Visita España y disfruta!

Entorno del lago de Bañolas



(Imágenes de GOOGLE etiquetadas para reutilización comercial con modificaciones)