GUÍA FICE

Artículos

Drones
Vehículos voladores no tripulados

Nadie duda, a estas alturas, que uno de los artificios que más ha evolucionado y progresado en la actualidad ha sido el teléfono móvil. Sus usos han crecido exponencialmente hasta el punto de que, hoy por hoy, se ha convertido en un objeto casi indispensable que aún tiene muchas sorpresas tecnológicas que ofrecernos.
Sin embargo, no es este el único ingenio que nos ha desconcertado con un avance tecnológico desmesurado, y poco esperado, apenas hace unos años. Los “drones”, esos pequeños objetos voladores sin tripulación, pueden ser el segundo milagro técnico al que estamos a asistiendo en un lapsus de tiempo relativamente corto.
¿Cómo y para qué nacieron? ¿Hasta dónde abarca su uso actualmente? Y una pregunta que no puede obviarse desde una página como esta: ¿tiene algún tipo de aplicación en la actividad turística?

¿CÓMO NACIERON LOS DRONES?

El dron, al igual que Internet y otros muchos logros que ahora también tienen un importante uso civil, nació como proyecto militar. Pequeños objetos, algunos de ellos con una autonomía de vuelo considerable (diurna y nocturna), que podían dotarse con cámaras capaces de realizar fotos y videos y, en su caso, con diversos tipos armamento son artefactos de gran valor táctico y operativo al que los militares han sabido sacarle un importante rendimiento.
No hay que olvidar que algunos modelos de drones, como el “RQ-1 Predator”, ya se usaban, en misiones militares por parte del ejército norteamericano, desde principios de los años 90 y que han participado en diferentes conflictos armados (Irak, Serbia o Afganistán).


Y EN LA ACTUALIDAD ¿PARA QUÉ SE USAN?

La lista puede ser interminable; en lo que a seguridad se refiere, ya sea activa o pasiva, los drones pueden considerarse indispensables. Vigilan zonas propensas a sufrir incendios, tendidos eléctricos (detectando averías en muy poco tiempo), costas, carreteras, fronteras, tráfico de vehículos en las ciudades. Se emplean, también, para observar y evaluar la situación lugares que han sufrido desastres naturales o de otro tipo, como pueden ser accidentes nucleares, de aviación, navales, etc. eliminando una parte muy importante de riesgo humano que estas inspecciones acarrean.
Sin embargo, y aunque la citada lista de posibles usos es ya muy extensa, seguramente, en muy poco tiempo van a surgir muchas más posibilidades orientadas, también, a mejorar la gestión empresarial en muchos tipos de negocios. Por poner un ejemplo, actualmente ya se está planteando la entrega de cartas, paquetería y pequeñas piezas industriales mediante drones.

LOS DRONES Y EL TURISMO

Nos planteábamos al comienzo de este artículo si los drones pueden llegar a tener presencia en la actividad turística; no se trata tanto de pensar si, en un día cercano, el refresco en la piscina nos lo servirá un camarero o un dron (que también), pero imaginemos por un momento lo que estos aparatos pueden aportar al turismo de riesgo; la capacidad de exploración previa de montañas, cuevas, descensos peligrosos de ríos, rutas de nieve hace que la posibilidad de su uso esté mucho más cercana de lo que pensamos y es muy posible que, sin tardar mucho, las mejores empresas del sector los empleen.
¿Y para otros tipos de turismo? Pues parece que también el uso de drones estará (o lo están ya) muy presente porque, según algunos expertos, estos aparatos cartografían las ciudades con una gran fiabilidad y puesto que nacieron con propósitos relacionados con el espionaje tienen, en su ADN tecnológico, la capacidad de controlar, guiar e informar de cualquier percance que sufra un grupo de turistas en tiempo real.
A bote pronto todo esto puede parecer, como poco, un tanto aventurado, sin embargo, la UE y España en particular están creando, actualmente, las normas necesarias para regular el uso comercial de este tipo de aparatos y aunque, al día de hoy, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, avisa de que su uso comercial aún no está permitido se está preparando la legislación necesaria para su uso civil, ¡por algo será!


Prototipo de drones



(Imágenes de GOOGLE etiquetadas para reutilización comercial con modificaciones)