GUÍA FICE

Artículos

Condhotel
El nuevo modelo de propiedead y turismo

En los años 60 se puso en marcha un nuevo modelo de turismo denominado “Multipropiedad”. La idea se exportó de Europa a Estados Unidos y en los años 70 volvió al viejo continente sensiblemente mejorada.
Aunque el concepto se basaba en la “multipropiedad”, lo que realmente se compartía era el tiempo que se disfrutaba del inmueble. El formato de turismo que introdujo la multipropiedad no tuvo mucho recorrido e incluso provocó algunos problemas de índole legal, sobre todo cuando algunos propietarios trataron de recuperar su inversión.
No obstante, ahora llega a España, también desde el nuevo continente, uno concepto de propiedad que no podrá imponerse, por ahora, dado que en nuestro país no existe la legislación pertinente para hacerlo, pero que está causando furor en países como Argentina y EE.UU en los que ha triunfado como modelo de negocio. Se llama "condhotel" y se basa en la venta a particulares de habitaciones de hotel.

¿PORQUÉ SE LLAMA CONDOHOTEL?

La palabra, en sí, tiene que ver con los vocablos “condominio” y “hotel”. Un condominio es, básicamente, una propiedad compartida. Por ejemplo: un garaje en el que hay cincuenta parcelas de aparcamiento, cada una de las cuales es propiedad de titular, puede ser considerado como un condominio.
En el caso del condohotel, lo que se pone a la venta son algunas de sus habitaciones. El comprador disfruta de ella durante un lapsus de tiempo (normalmente un mes al año) y en el resto de la temporada la dirección del hotel se ocupa de su gestión (alquiler, mantenimiento, etc.), por supuesto los beneficios de dicha gestión se reparten entre ambas partes según estipule el contrato que previamente se realiza.
El tiempo está dando la razón a aquellos que apostaron por esta idea, las ventajas que aporta son considerables: la compra se revaloriza con facilidad, deja considerables beneficios que provienen de los alquileres y asegura a su comprador un lugar estable donde pasar las vacaciones.

Durante los últimos años “la segunda vivienda” ha sido el binomio inversión- turismo que más ha prosperado en muchos lugares del mundo (en España de una forma muy contundente), sin embargo, este modelo presenta múltiples inconvenientes: gastos de impuestos y comunidad; consumos mínimos de agua, luz y gas; y cuanto a propiciar su alquiler para obtener beneficios no cuenta con el control diario y personalizado que ofrece la propiedad en un “condhotel”.
Es por esto que muchas voces de peso, en los sectores inmobiliarios y hosteleros, están reclamando con la máxima urgencia posible que nuestro país introduzca en sus ordenanzas las leyes necesarias para instalar este modelo de negocio.

Condhoteles



(Imágenes de GOOGLE etiquetadas para reutilización comercial con modificaciones)