GUÍA FICE

Curiosidades

Algunas frases muy famosas y usadas

“La ocasión la pinta en calva”, “estar en Babia” o “se armó la de Dios es Cristo”. Cuantas veces, con una sola frase hecha, decimos lo que estamos pensando de una forma rápida y socorrida.
No obstante, hay algo que llama profundamente la atención en el uso de estas frases coloquiales; su contenido, en muchas ocasiones, no tiene nada que ver con lo que estamos tratando de decir y, sin embargo, todo el mundo entiende el significado de la referencia.
¿Que tiene que ver la expresión “mari-morena” con un lío, embrollo o enredo? Nada, esas palabras no tienen ninguna relación, pero cuando decimos “se armó la marimorena” todo el mundo entiende lo que ha pasado.
En esta sección vamos a tratar de explicar la procedencia de algunas de estas frases famosas y muy usadas en el idioma español.






Villadiego

"TOMAR LAS DE VILLADIEGO"

Villadiego es una población de Burgos en la que, durante muchos años, se han elaborado zapatillas y sandalias de gran calidad, cuyo uso es muy cómodo y permiten andar con destreza desde el primer momento que se utilizan.
“Tomar las de Villadiego” supone, en principio, ponerse el calzado adecuado para poder andar deprisa; no obstante, con el tiempo, esta frase se aplica a todo aquel que se marcha de un lugar con mucha prisa y sin dar explicaciones.

(Imagen adjunta: Municipio de Villadiego)










Banda militar de música

"IRSE A LA PORRA"

Es tanto como mandar a un sujeto a desfilar de soldado. Antiguamente se llamaba “porra” al bastón de mando que portaba el jefe de los músicos en un desfile militar.
Estamos hablando de una época en la que ser soldado no resultaba muy recomendable, así que se debía entender que la persona que enviaba a otro a “la porra” no le estaba deseando nada bueno.
Actualmente esta expresión se usa cuando estamos hartos de aguantar a alguien y queremos que desaparezca de nuestra vista.










Escudo de la Santa Inquisición

"A BUENAS HORAS MANGAS VERDES"

Los uniformes de la Santa Inquisición tenía las mangas de color verde.
En sus tiempos, estos eran considerados algo así como la policía actual y dado que, muchas veces, llegaban tarde al lugar que se les requería, tomó validez la expresión de “a buenas hora mangas verdes” como un alegato para aquellas personas que no están en el lugar adecuado cuando se las necesita.

(Imagen adjunta: Escudo de la Santa Inquisición)










Velas

"ESTAR A DOS VELAS"

Esta expresión tiene que ver con una costumbre antigua por la que en las iglesias, durante la noche, solo se quedaban encendidas “dos velas”.
Ello proporcionaba un ambiente de precariedad, sobriedad y aprensión tan grande que con el tiempo se ha aplicado, el dicho, a aquellas personas o situaciones que no disponen de los recursos necesarios.










Batalla

"MORDER EL POLVO"

En la Edad Media, algunos caballeros, cuando resultaban mortalmente heridos en combate y caían al suelo, tenían la costumbre de introducirse algo de tierra en la boca antes de morir.
Esto se hacía como signo de respeto hacia la madre tierra, con la que siempre se estaba en deuda.
Con el tiempo, esta expresión se ha usado para definir a todo sujeto que ha sido derribado durante un percance, pelea o acto de enemistad.










Imagen de La Justicia

"PONER EN TELA DE JUICIO"

En la antigua Roma, cuando un asunto judicial no estaba del todo claro, y había que esperar a la llegada de más argumentos contundentes para resolverlo, se archivaba en un departamento llamado “Telum”.
Así que podríamos decir que “telum de juicio” se hubiese podido traducir como pendiente de pruebas decisivas; después la expresión derivó al castellano como “poner en tela de juicio” para todo aquello que no se ha resuelto completamente y que está pendiente de una mejor investigación.










Babia

"ESTAR EN BABIA"

En la Edad Media, muchas personas de “alto linaje” tenían la costumbre de veranear, o pasar unos días de descanso, en una pequeña y bella población que está en el límite entre León y Asturias llamada “Babia”.
Por supuesto, el que acudía allí lo hacía con intención de despreocuparse totalmente de los quehaceres y dedicarse, por completo, a la vida contemplativa.
Con el tiempo, la expresión “estar en Babia” se aplicó a todas las personas que están ajenas a la realidad o no ponen mucha atención para entender los asuntos que le conciernen.

(Imagen adjunta: Municipio de Babia (León)










Concilio de Nicea

"SE ARMÓ LA DE DIOS ES CRISTO"

En el Concilio de Nicea, realizado en Turquía en el año 325, tuvo lugar una gran discusión, entre los cristianos arrianos y los católicos, sobre la naturaleza divina de Jesucristo.
Los católicos afirmaban que Jesús era Dios, mientras que los arrianos sostenían que Él había sido el hombre más perfecto que hubiera nacido en la historia de la humanidad, pero solo eso: un hombre, porque Dios sólo podía haber uno.
La polémica alcanzó un grado de enfrentamiento tan considerable, que al día de hoy, cuando se produce una disputa importante se la define con la frase “se ha armado la de Dios es Cristo” en recuerdo a la controversia acaecida en el Concilio de Nicea.










Décimo de lotería

"TIRAR LA CASA POR LA VENTANA"

En España, durante el reinado de Calos III (1763), se instauró el Sorteo de la Lotería de Navidad y entre los agraciados con el primer premio nació una nueva costumbre: la de tirar todos los muebles viejos por la ventana con la intención de adquirir otros mejores de cara a empezar una nueva vida.
Con el paso del tiempo, la expresión: “tirar la casa por la ventana” derivó en sinónimo de cualquier desembolso en el que no se repare en la cantidad gastada.










Imagen de vino y queso

"DÁRSELA CON QUESO"

En la época medieval, cuando los comerciantes compraban grandes cantidades de vino, antes exigían probar la mercancía para tener constancia de su calidad.
En la zona de La Mancha, los vendedores tenían un truco para engañar a los compradores. Antes de la cata que se realizaba para probar los caldos, los primeros ofrecían, gratis, a los segundos, sendas raciones de quesos curados y de fuerte sabor, con esto conseguían confundir su paladar y hacerlo poco receptivo.
Así fue como nació la expresión “dársela con queso” que hoy se extiende a casi todo tipo de engaños.










El Corral de la Pacheca

"EL CORRAL DE LA PACHECA"

Una dama (en el Madrid de 1800) llamada Isabel Pacheco, y apodada “la pacheca”, era la propietaria de un local dedicado a la farándula y el teatrillo, que estaba asentado en los límites de un antiguo corral y que solía acabar las jornadas con sonoras jaranas y alborotos.
El local acabó conociéndose popularmente como “El Corral de la Pacheca” y hoy en día se usa esta expresión para todo tipo de bullicio, alboroto o jolgorio que acaba un tanto descontrolado.










Busto de Julio Cesar

"TENER MUCHOS HUMOS"

Según parece, en la antigua Roma, los bustos o esculturas de los personajes más ilustres pasaban mucho tiempo, en la calle, a la vista de todos los ciudadanos y es por eso que acumulaban una gran cantidad de humo, tizne y polvo.
De esta forma, aquellas estatuas que estaban más sucias se consideraban, a priori, como las más importantes. De ahí nace la expresión “tener muchos humos” para definir a aquellas personas que se consideran, así mismas, muy ilustres.

(Imagen adjunta: busto de Julio César)










El Sambenito

"ECHAR EL SAMBENITO"

En la Edad Media, cuando un pecador quería ser perdonado se vestía con “un saco bendito” y se situaba en la puerta de una iglesia orando durante largo tiempo, hasta que recibía el indulto por parte de la Santa Inquisición que colocaba un distintivo en su pecho.
La expresión “sambenito” deriva de “saco bendito” y con el tiempo se fue llamando también así, la insignia o distintivo que identificaba al pecador como perdonado.
Hoy en día, hablamos de colocar “el sambenito” cuando se cataloga socialmente a una persona en uno u otro sentido.

(Imagen adjunta: Cuadro de Francisco de Goya de un pecador convertido por la Santa Inquisición y portando el "saco bendito" o "sambenito".)










Manifestación

"SE ARMÓ LA MARIMORENA"

En Madrid, en el año 1579, tuvo lugar una contienda legal, en la que se vio implicada mucha gente, contra la dueña de una tasca. El problema se remitió a que la señora, que se llamaba María Morena, no quería vender el vino que tenía almacenado.
Se armó tal lío y se generalizó de tal forma que al día de hoy, cualquier bronca o contienda que se extienda a nivel popular, recibe el sobrenombre de “marimorena”.










La diosa Ocasión

"LA OCASIÓN LA PINTA EN CALVA"

Según algunos expertos, en la antigua Roma se adoraba una diosa llamada “Ocasión” que tenía mucho que ver con el factor suerte.
Los romanos la representaban en estatuas y dibujos, con una grande y bella mata de pelo en la parte delantera de la cabeza y absolutamente calva por detrás.
Esto quería decir que si “se aprovechaba el momento” al pasar por delante de ella se la vería hermosa y se tendría suerte, por el contrario si “se dejaba pasar la oportunidad” al verla por detrás se la vería horrorosa y se perdería el factor de la oportunidad.
Aún hoy en día, al tratar de tener un acierto le denominamos “la ocasión la pinta en calva”.










La Constitución de Cádiz

"VIVA LA PEPA"

Normalmente esta frase hace alusión al divertimento, la diversión o el pasotismo, aunque también se emplea cuando alguien desea un imposible. No obstante, su procedencia es bien distinta,: de hecho “Viva la Pepa! era el grito de apoyo de los españoles que abrazaron la Constitución de Cádiz en 1812.
Aunque llegó a promulgarse, esta constitución liberal fue abolida, posteriormente, por el rey Fernando VII y se le llamó “La Pepa” porque se aprobó el día de San José, además representó “el sueño imposible” de muchos españoles.

(Imagen adjunta: promulgación de la Constitución de 1812 en Cádiz.)










Armas de caballero andante

"PASAR LA NOCHE EN BLANCO"

Tiene que ver con una vieja costumbre que mantenían antiguamente los aspirantes a caballeros, por la que pasaban toda una noche despiertos “velando sus armas”.
Esta práctica, en su día, se la conocía con el apelativo de “pasar la noche en blanco” y actualmente, cuando alguien no puede dormir porque tiene una preocupación o por otro hecho que se lo ha impedido, se dice que “ha pasado la noche en blanco”.










El Juicio de Dios

"PONER LA MANO EN EL FUEGO"

Antiguamente, en Centro-Europa, se profesaba una costumbre denominada “El Juicio de Dios”. Consistía en que cuando algunas personas proclamaban su inocencia, para demostrar que no mentían, estaban dispuestas a tomar en sus manos un hierro “al rojo vivo” o a introducirlas en el fuego.
Si no se quemaban, significaba que estaban bajo la protección de Dios y que no mentían.
Actualmente,”poner la mano en el fuego” tiene más que ver con tener fe ciega en una persona determinada, pero la frase deriva del comentado “Juicio de Dios”.










(Las imágenes sin créditos son de GOOGLE etiquetadas para reutilización comercial con modificaciones.